domingo, 28 de julio de 2013

Bendecida por mi ventana


BUEN DIA!

 Me desperté bien temprano, el cielo gris tiende a aclararse, es que el sol se quiere filtrar y permanecer con nosotros.

Tengo un sentimiento dulce, de paz, de amistad conmigo mismo y el mundo. Es bueno despertar así, como bendecida.

 Este ejercicio de comunicarme a través de ventanas virtuales, una especie de diario público, me lleva a mirarme cada día y a revisar lo que pienso.

Leer poesía y prosa, cada día, me abre un mundo diferente minuto a minuto.

Jugar con mis nietos es apasionante y las lecciones que me dan son incansables como ellos.  A veces pienso que soy como Tasha, llevando mi osito a todas partes, pero ese oso de fieltro (que ella conserva desde que nació) es mi YO...
Los animales y su dulzura, el jardín salvaje, la mesa de arte, el piano que no toco, la bicicleta y el bosque... nada me falta nada me sobra. Dueña de mí y eso en parte...

 Les deseo un día de amor, de transmutación del sufrimiento, del temor, de la rabia en amor universal, incondicional. Que tengan un día espectacular y creative!

1 comentario:

  1. Hola Mónica como bien dices, ir acompañada de esa persona física, a la cual le dimos vida, nos reporta la seguridad que de mayores tenemos, pero que perdemos con la perdida de la inocencia.
    Hacernos materialistas o consciente de la dimesión en la cual hemos crecido o estamos nos hace más cierto en lo primero, más inseguros en apreciar que ese osito, muñeca, lápiz o papel que se hace barquita, eran en definitiva el otro yo que siempre camina con nosotras, aunque perdamos la noción de sentirle o verle estar tal cual fue. Un abrazo a ti y tus nietos-as

    ResponderEliminar