lunes, 30 de diciembre de 2013

Fiestas de fin de año en mi ventana

Las fiestas de fin de año se suceden una tras otra, y los niños disfrutan de los días sin escuela, los dulces, los juguetes, las visitas, adornos, luces… y luego todo vuelve a recomenzar, con pereza pero alegría de lo acaecido.
Los adornos se guardan, las luces se apagan y los árboles que son naturales se van a la basura… a veces esos árboles salen del bosque y se les ha cortado (el fruto del acebo) un recurso alimenticio para los animalitos, cada vez mas escaso.  
El siguiente problema: cuando hay que deshacerse de ellos… es bueno buscar un servicio de recogida adecuado, pero muchas veces los vemos inundando las calzadas sin control.
Además: hoy en día es fácil escoger bombillas de bajo consumo, no solo por la economía individual, sino por ese ya conocido hasta el cansancio: factor ecológico, y la conciencia con la que deberíamos educar a los niños. Claro que ese cuidado se contradice con el de la mayoría de los gobiernos que gastan en luces sin ninguna restricción ni normativa al respecto.
Baste con ver los contenedores de basura para darse cuenta del desperdicio de papel, comida y adornos que hacemos año tras año. Es una fiesta de inmenso gasto, pero un gasto inútil, desaforado e impensado, porque si lo pensáramos un poco no le daríamos mas de 5 muñecas a una nena, no adornaríamos los regalos con tanto papel inútil, compraríamos a los artesanos de la zona y no a las multinacionales, haríamos regalos nosotros mismos o regalaríamos alguna actividad útil: montar a caballo, curso de natación o idioma… un paseo todos juntos, etc…
A este paso no podemos culpar a los gobiernos ni de crisis ni de hambre mundial ni de calentamiento global, está en cada uno de nosotros, es nuestra responsabilidad. Si tuviéramos la sabiduría de actuar lógicamente nada de eso se pondría en marcha y no le haríamos el juego a quienes nos sojuzgan envenenando nuestra comida, agua, etc… la ilusión de los pequeños se llena de nuestra frustración y no le favorecemos con valores ni con real contento, como es el amor en un abrazo, la alegría de una fruta compartida mientras les contamos historias familiares… la enseñanza diaria mientras cocinamos en casa…
Estas vacaciones por las fiestas de Fin de Año deberían aprovecharse para estrechar lazos familiares, repasar fotos o videos antiguos… no para darles miles de juegos que no aprecian, los alejan de su familia y que visitan la basura prontamente.
Los mayores estamos aprendiendo, actuemos en consecuencia o deberemos atenernos a ellas.
            Que el Nuevo Año nos traiga sabiduría en la forma de festejar y relacionarnos con quienes nos miran desde su altura para imitarnos prontamente. Sabiduría, salud, armonía… es el mejor regalo que podemos dar a esos seres pequeñitos que nos siguen y respetan como para imitarnos.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Reyes y Santa en nuestra ventana



Hoy nos despertamos con alegría extra. Temprano para ser sábado pero había una razón justificada... alguien, más importante que Santa Claus, Papa Noel o como lo llamen llegaba a casa y las tres nenas se pondrían sus mejores galas para recibirlo.... también los adultos estaríamos algo ansiosos y con cosquillitas en el estómago.
Partimos hacia el aeropuerto con algo de sueño pero felices, las niñas en especial, estaban muy quietas… hasta que llegara... sonriente, altísimo, feliz, tranquilo o cansado después de un viaje sin dormir y con la hora cambiada... ya está aquí... ya es Navidad para nosotros, Esteban llegó y estamos felices de que la casa se llena de preguntas de anécdotas que acumulamos en estos dos meses sin verlo... y cada dos o tres meses se repite la historia... Esteban llega y nos inunda de esa felicidad que nos hace completos.
No puedo evitarlo, cada vez que llega se me humedece la vista... ese muchachote que anuncié desde que mi hija lo tuvo en el vientre, antes que ella lo sospechara.
Desde que dejamos NY hace cuatro años se repite esta escena 5 o 6 veces cada año, pero no me acostumbro. Me emociona.
La única diferencia es que ya nos pasa en altura a todos... pero sigue el mismo muchacho tranquilo y sabio. ¡Lo amamos tanto! Este es nuestro regalo de las Fiestas.

Y cuando Mónica Castro me regalo esta ventana, sentí que así era nuestra ventana, esta mañana, con Papa Noel - Esteban llegando hacia sus hermanas Reinas Magas, las brujitas felices. Gracias tocaya.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Ventana traviesa




Los miércoles, en Francia no hay clases, por lo que las nenas están en casa y las anécdotas fluyen.
Empecemos por la mañana cuando les dije:
Yo -a ver si entendemos que debemos hacer una cosa por vez, no estén haciendo alboroto hasta terminar el desayuno,  ¿si entienden?
Z -"si, pero es muy aburrido..."
N -"¿podemos poner los chocolates en el árbol?  ¡yo sé dónde están!
yo - esperen a... (N corrió al armario) ¡ espera! oh!!! Mira eso (se rompió el papel y todo fue a parar al suelo) ¡ven! (N corre a su cuarto, frustrada) ¡ven!
N - muaaaaaa
yo - ven ahora o... o...
R - o no sabe que decir.... (con tonadita socarrona)
nos reímos y N no aguanta la curiosidad y vuelve

Nosotras estamos hablando de la posibilidad de ir a Miami.
R -¿Mi - ami?
N - nooo MI ami
Z - y ¿por qué a TU ami???
risas

R escribió un poema y me lo muestra
después de felicitarla le pregunto de una frase:
yo -y esto ¿por que?
R - es solo un poema
yo - y esto ¿que significa?
R - nada, es un 'poema'...
yo - … ¿y??
R - Abu, no sabes lo que es un poema, un P O E M A, es todo!
yo -ah, ok

En la tarde me pongo mis tenis y me dicen, mira tiene una N de Natasha, pero si la pones de punta es Z de Zarah y como tiene mi color, purpura, vas caminando con las tres así cuando no estamos no nos extrañas...

Al acostarles pregunto, cuales son los deseos de Navidad?
R - que todos sean felices
Z - que todos sean buenos con todos
N - que me den más regalos
yo - ese no es un deseo muy navideño
N - y ¿cuándo puedo pedir más regalos???

Aquí va el poema de R, es en ingles:


I laugh to do rimes all the time and

I like to shine when a gift is mine and

When I eat ham know who I am

When I have a doll house

there is a mouse

why do I cry? When I always say why

why I am alive if I am five

I like but I don’t why

I have eyes if I love guys

I go down in town

when I see something yuckie

I am lucky

I am going to go everywhere with a bear

I am going through to you

I want to be who I see

I am wanting to give more to the floor