domingo, 23 de marzo de 2014

La loca en mi ventana




Ahí anda la loca, respirando mariposas y comiendo polen, para renacer en primavera como muñeca de trapo…

Ahí anda la loca ilusionada con abril y sus espigas, aspirando polen y estornudando poesía.

Protesta la loca contra gerundios y fonemas, mira por ventanas propias y ajenas, refutando amores inventados, ya  muertos en primavera, después de agonizar en el frio de las baldosas
invernales.

Corre la loca por calles oblicuas y con mensajes ocultos en carteles supuestos. Corre desde su silla quieta, grita muda y ronca desde su sordera… la loca tiembla y suda…

No la acompañan golondrinas y las flores se envejecen entre sus dedos antes de pulverizarse, hasta la luz se apaga en sus ojos…

Ahí anda la loca en una bicicleta chirriante, enredando la falda en sus pedales… flores en su ropa y en su cabeza rulos de grasa y tintura multicolor… un arcoíris balbuceante cruzando mi ventana…

2 comentarios:

  1. Muy pintoresco e imaginativo. Hay que abrir la ventana y salir levando anclas, no más...

    ResponderEliminar