sábado, 14 de septiembre de 2013

Ventana ablandada...

A veces uno piensa que se va y deja gente, deja objetos, paisajes...
Y las cosas, los paisajes se vuelven a recuperar, diferentes: mejores o no, pero ya los viejos dejan de hacer falta.
La gente... es algo distinto. El corazón las guarda. La cabeza las empieza a zarandear y filtrar para que quede lo valorable, el resto se va olvidando.
Soy inmigrante, de naturaleza gitana y eso me ha dado una experiencia vigorosa.
He emigrado dejando familia y amistades increíblemente buenas. Me he mudado de casa numerosas veces y ahora viajo todo lo que el cuerpo y el presupuesto me da. Creo saber de lo que hablo.
Movernos nos hace ver que el mundo es menos grande de lo pensábamos en nuestro hogar materno.
Nos hace ver que los amaneceres tienen belleza intrínseca con algunas variantes locales.
Que los niños reaccionan con los mismos gestos en Nepal y en Paris, en Marruecos y en Nueva York.
También nos hace dar cuenta de los valores de la gente que dejamos. En mi caso no me melancolizo. Me alegro de haber conocido la amistad con quienes sigue siendo gente hermosa hoy, después de más de 25 años, que nos escribimos para decirnos: como cambiamos! éramos tan delgadas! y reírnos y seguir la vida acompañadas del amor que se hizo incondicional a fuerza de distancia.
También hay amistades nuevas que uno valora y puede entender lo importante que son a primera vista, se entroncan en nuestra vida a primer msn, e-mail o con un café de por medio. También, re-conocer estas relaciones- es parte y arte de la experiencia que se tiene cuando uno llega a la edad de no tener que pretender ser nada ni nadie.
Seria muy largo dar nombres de quienes han dejado y siguen haciendo huella en mi personalidad, la calidez y calidad de sus personalidades mejoran la mía. La magia de la ternura se filtra en mis poros y agradezco infinitamente el tener una parte ínfima en sus vidas.

Parece nada, pero esa ventana llegada desde Argentina me hablando la mañana, gracias Marta.
Cuantos buenos deseos y sentimientos florecen en mis ventanas!!!

3 comentarios:

  1. Marta Rodriguez II GRACIAS QUERIDA AMIGA.... UNA DE MIS VENTANAS TE ESPERA, MI CASA TE ESPERA , YO Y MUCHA GENTE DE ACA TE ESPERA PERO SABEMOS DE TUS INQUIETUDES.DURANTE MUCHISIMOS AÑOS HEMOS VISTO TUS RECORRIDOS Y NOS HEMOS ADAPTADO Y EN MI PARTICULARMENTE ADEMAS DE ADAPTARME A TUS INQUIETUDES HE ADOPTADO MUCHAS O SEA ME HE TRANSFORMADO PARA BIEN POR SUPUESTO Y QUIERO DECIRTELO PORQUE DEBO DARTE GRACIAS SIEMPRE... GRACIAS POR LA AMISTAD Q HEMOS PROFESADO A LA DISTANCIA O ESTANDO CERCA Y GRACIAS POR ESTA TRANSFORMACION EN MI QUE MUCHO TE LA DEBO A VOS PORQUE SIN PROPONERTELO, LLEGAS A TUS AMIGAS Y TE ADENTRAS MUY MUY DENTRO ...GRACIAS POR TODO Y TE SEGUIRE MANDANDO VENTANAS ARGENTINAS JAJAJA ...PERO LA PRIMERA TENIA QUE SER DE CASA...BESOSSS

    ResponderEliminar
  2. Merlys Corpas Asi es, parece que el mundo nos va ha tragar,nuestro,miedo innato a lo desconocido,tienes tanta razon en todo lo que escribes, que me maravillo.Besos

    Ale Barajas Lo que se guarda en el corazón no lo borra el olvido...gracias por compartir tus letras Monica, me haces sentir el privilegio de sentirte cerca de mi corazón a pesar de la distancia... un abrazo enorme y lindo fin de semana.

    Virginia Quiroga La verdadera amistad, trasciende fronteras, y se siente cerca aunque lejos esté la persona.Es un privilegio sentir así, gracias amiga querida

    Maria Gabriela Sanson Guerrero Puede una sonrisa ser mas fuerte que una mirada? Son huellas que quedan en nuestras vidas, que amamos y añoramos con la nostalgia de saber que siempre estarán allí, así estemos separadas de ellas... porque trascendemos en espíritu y la esencia habla por si sola, como admiro a personas como tu y trabajo en llegar a parecerme un poco a ti, eres admirable, ese sentir... esa mirada de paz... abrazos amiga.

    ResponderEliminar
  3. Maria Jose Lopez Perez Si entra en tu corazón, jamás se olvida

    Gioconda Esther Imparato Muchos podemos identificarnos en este retrato que haces de lo vivido y sus huellas...Precioso pasaje fructífero por esto que llaman vida......

    ResponderEliminar