domingo, 13 de julio de 2014

Ventana de parque Guell sin tiempo

foto de ventana en parque Guell, Barcelona tomada por mi.


Ya no tengo tiempo restante para dárselo a quien no lo valore, ni tengo paciencia para quien se empeña en hacérmela perder, no tengo justificaciones inútiles para quien no quiera entender mis razones, mis creencias, mis sentimientos ni mis tendencias.
No tengo benevolencia para quienes se esmeran en criticar duramente a otros o a mí misma, si tengo indiferencia.
No tengo tiempo para los que me preguntan cómo hago lo que hago y luego piensan que no es válido, que es inútil o tonto mi proceder.
No contemporizo con quien se clava en una idea y se ríe de mi flexibilidad llamándola debilidad o cualquier otro epíteto, ni con el que no puede ver lo mejor de cada persona, dándole estímulos para mejorar más.
Nadie es perfecto y yo menos que cualquiera, pero aun así, no comparto con quien ve un cúmulo de defectos en cada persona que conoce. Estoy segura que desde Allá Arriba, no envían seres con fallas, aunque tengan cuerpos informes o defectuosos.
Desde mi ventana puedo ver pasar todo tipo de rostros y cuerpos en todas las medidas y colores… pero todos tienen un motor interno que les hace brillar y sonreír de igual manera.
Gastaré mi tiempo cuando valga la alegría de hacerlo, mi ventana se abrirá para quien lo necesite y valore, para quien vale la vida y quiera compartir. Para ti…

3 comentarios:

  1. Gracias Mónica, bello razonamiento de vida. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Unas palabras que conforman un texto muy bueno, precioso y que definen la vida.
    Un placer seguirte.

    ResponderEliminar